MESOTERAPIA

Desde hace un año estamos trabajando con la mesoterapia en @davidfisio. Acreditados y formados de la mano de Theraform y MVclinic, pioneros en la provincia y en el país.

La experiencia con esta nueva técnica está siendo muy satisfactoria y la recuperación tras la lesión es muy rápida con la ayuda de la mesoterapia, que complementa otras técnicas para un tratamiento más global de la lesión.

Un deportista mal entrenado o mal controlado, y muchas veces sobre exigido por su propio mérito, permanece siempre expuesto a accidentes lógicos del deporte realizado (ejemplo una caída) quedando a merced de problemas musculares, tendinosos o articulares lo cual lo convierte en vulnerable.  Generalmente, en la patología deportiva, cuando se produce una lesión muscular, tendinosa o articular, después de la lesión aparece un edema o hematoma.

Una vez constituido el hematoma, lo sigue una segunda fase llamada la reabsorción  Su duración varía según la gravedad y la extensión de la lesión.  Dentro de las primeras horas se coloca hielo y a partir de las 24 horas el tratamiento con calor.

La mesoterapia (mini puntaciones locales) encuentra en la medicina deportiva condiciones ideales para actuar a nivel de las diferentes lesiones.

La curación de una lesión articular o muscular depende de la evolución del hematoma que se haya formado.  Este concepto es fundamental en la patología deportiva.  Si el hematoma se absorbe rápida y completamente, la cicatrización será excelente y podrán evitarse todas las complicaciones, recaídas, etc.

Es lógico pensar que una buena microcircualción asegura una buena circulación y consiguientemente un buen drenaje, mejoraría el estado del tejido muscular o del tendinoso.

La MESOTERAPIA permite obtener esta acción vascular también colabora con la absorción del hematoma si es muy profundo.  En la mesoterapia se puede utilizar antiedematosas, con mucha efectividad.  Algunas actividades deportivas generan una desarmonía corporal porque requieren del uso continuo de un  mismo elemento del aparato locomotor, estos pueden producir “microtraumatismos” y pueden entrañar afecciones crónicas y verdaderas atletopatías.

A veces, el deportista en su afán de progresar, se sobre exige y por más que la actividad física favorece la circulación sanguínea no es suficiente.  Es de ahí donde interviene la mesoterapia para actuar favorablemente sobre la microcirculación en ciertas patologías músculotendinosas.

A veces la combinación del deportista, no realiza el descanso necesario indicado para una lesión.  Un deportista lesionado puede volver a su actividad deportiva suavemente y progresivamente con los exámenes complementarios (tomografías, ecografías a veces indicadas resonancias magnéticas, etc.) y con el criterio médico que asegurará su recuperación ya está asegurada para “no” volver a la lesión original y producir una recaída.

 

Generalidades de la Mesoterapia

La Mesoterapia es una técnica mediante la cual se inyecta por vía intradérmica una mezcla de medicamentos con el objetivo de producir efectos locales, ya sea antiinflamatorios o analgésicos.

La eficacia de la mesoterapia depende del nivel de profundidad de la inyección (en relación con los compartimentos a donde llega el medicamento) y de la fragmentación de la dosis (mejores efectos de múltiples tratamientos con la dosis dividida).

 

Usos

La técnica de la mesoterapia se puede usar con distintos propósitos, sobre todo en estados dolorosos agudos y crónicos, y por tanto es ideal para el tratamiento de lesiones deportivas. Ayuda a una recuperación rápida y permite reasumir la actividad física en forma temprana.

Con respecto a la medicina deportiva, la mesoterapia está indicada para el tratamiento de tendinopatías, esguinces leves o moderados, elongaciones musculares, contusiones moderadas, retracciones cápsulo-tendino-musculares medias, sufrimiento mecánico de nervios periféricos y tendones, sufrimientos articulares plurifocales de articulaciones periféricas, sufrimientos degenerativos mecánicos del raquis, algias, molestias postoperatorias, así como ayudante de la rehabilitación funcional y la fisioterapia.

No se debe usar mesoterapia en condiciones en las cuales el tratamiento de primera línea es cirugía, tampoco en fracturas, luxaciones, lesiones neurológicas o patologías meniscales.

Fuente: http://fisiodep.com/index.php/mesoterapia

Bibliografía: Ordizi, Egocheaga, del Valle, Escuela de Medicina de la Educación Física y el Deporte, Medicina Biológica, 2002.